Detenido desaparecido desde el 26 de julio de 1976

Juan nace en Santiago el 26 de octubre de 1946. Su padre, Eduardo Augusto Gianelli, es descendiente de italianos, y su madre, Emilia Company Nadal, llega junto a su familia desde Cataluña a radicarse en Chile. Su infancia transcurre en la Gran Avenida en compañía de muchos hermanos, mientras realiza sus estudios primarios en la escuela Ciudad del Niño. Luego continúa su educación secundaria en el Instituto Normalista Faustino Sarmiento, egresando en 1966 con el título de profesor. Juan tiene unos llamativos ojos verdes, mide cerca de un metro ochenta, y su pelo se ha ido oscureciendo con los años. Desde muy joven, incluso antes de la edad permitida, se hace partícipe activo de diversas actividades sociales y políticas, siendo nombrado por el presidente Frei Montalva, consejero de la Junta Nacional de Auxilio, Escolaridad y Becas. Luego se desempeña como dirigente nacional e internacional de los profesores, además de trabajar en el Politécnico de Menores Alcibíades Vicencio y sus hogares tutelares. En forma paralela a su actividad política y social, Juan es bailarín folclórico en el conjunto Millaray, lo que lo lleva a diversas giras por América y luego en 1967, a un viaje por Europa donde es invitado al Festival Mundial de la Juventud, en Polonia. Luego de la disolución del conjunto pasa a formar parte del grupo de investigación folclórica Cantos y Danzas de Chile, dedicado a rescatar y recopilar la música de zonas aisladas, especialmente de Chiloé.

Con la llegada del gobierno de la Unidad Popular, en cuya campaña participa activamente, “se acaba el bailoteo y el canturreo”, y Juan asciende al Ministerio de Educación como jefe político del Partido Comunista, trabajando en la Dirección de Educación Secundaria, además de ser nombrado encargado nacional de bienestar de los profesores, destacando por su gran dedicación por la salud docente a lo largo de todo Chile. También, en este período se desempeña como dirigente comunista del Sindicato Único de la Educación.

En medio de unas elecciones primarias de la CUT, en 1968, conoce a su mujer Anita Altamirano, con quien se casa pocos meses después, en 1969. Un año después nace su hijo Antón Simón y luego, en 1974, su hija Mi-Lai Melina Gianelli.

Luego del golpe de Estado, a sus 26 años, Juan debe abandonar sus cargos directivos y regresa a su labor de docente, sin embargo, por orden del ministerio, es castigado y bajado progresivamente de cargo, hasta terminar de portero o de repartidor de galletas en establecimientos en los que antaño había sido muy valorado.

Pese al advenimiento de la dictadura, Juan mantiene ciertas actividades políticas de forma clandestina, haciendo listas de compañeros desaparecidos para mandarlas al exterior, o bien, difundiendo información sobre un Partido Comunista cada vez más desarticulado.

Al momento de su desaparición, el 26 de julio de 1976, se encontraba trabajando en la Escuela 24 de Niñas de Santiago. Esa tarde había acordado reunirse con su mujer en la Alameda para ir al cumpleaños de su suegra, pero nunca llegó.
De acuerdo a los propios alumnos que presenciaron su detención, un grupo de hombres del Comando Conjunto llegaron a buscarlo a la escuela con el pretexto de traerle una encomienda del sur, y lo trasladan en una camioneta que lo deja frente al Teatro Municipal. Otros testigos declaran que luego es trasladado a La Firma. Se cree que estuvo más de un año detenido por la FACH y de acuerdo al testimonio de un desertor de la institución, “el Papudo”, Juan es ejecutado en cuesta Barriga.

Fuentes:

Testimonio de Anita Altamirano
Memoria Viva