Detenido desaparecido el 14 de septiembre de 1973

Pedro León Vargas vive en Paine con su papá,  mamá, su hermana Silvia y la hija de esta; sus hermanos Luis y Sonia ya no viven con ellos. Trabaja como garzón en Bavaria, igual como lo habían hecho su papá, mamá y hermanos. Después de que su padre muere, cuando su mamá queda inválida, Pedro es un hijo leal y la cuida día a día.

Vargas quiere ser veterinario y para preparase y pagar el pre universitario trabaja mucho. Como estudia y conoce sus derechos, un día pide que a los meseros se les pague un porcentaje de las ganancias del restaurante. El patrón, como represalia, lo mandó con un arma de rondín para cuidar en la noche. Sin dudarlo, Pedro se niega. Él nunca portaría un arma.

Pedro también trabaja en otras cosas. En 1972 un tren atropella a su madre y le amputan las dos piernas, por eso Pedro pasa a ser el dueño de casa. Es él quien trata por todos los medios de que a su mamá le consigan piernas ortopédicas.

En los años 70 se fue involucrando en la causa política. Su hermano lo encuentra en el convento explicando que había mucha desigualdad, tema que a Pedro le quitaba el sueño. “Hay tanta gente pobre y mira a los gringos Kast –decía sobre una familia de la zona- todo lo que tienen ellos”. Según sus compañeros de la época se hizo simpatizante del MIR, aunque no llegó directamente a militar.

Después del golpe, el 12 de septiembre, Pedro pasó por el retén de carabineros a preguntar si había alguna acusación en su contra. Le dijeron que se fuera tranquilo, que no había nada. Al día siguiente, estaba  –con malla y plata en mano- haciendo la cola del pan en un supermercado de la calle principal de Paine, cuando se detuvo una camioneta amarilla. Iba con civiles de la zona vestidos de carabineros quienes lo agarraron y le pegaron delante de toda la gente que gritaba a su alrededor. Tenía 23 años.

Mucho tiempo después, un vecino de Paine, Edmundo Meza, camionero, reconoce haber ido a “botar” los cuerpos de Pedro León Vargas Barrientos y de Nelson Cádiz Molina –detenido desaparecido el 14 de septiembre de 1973– al canal Panamá ubicado en el sector rural de Paine.

Su restos no han sido localizado de manera conclusiva y en su caso sigue figurando como detenido desaparecido. La causa judicial de Pedro León Vargas Barrientos se encuentra en estado de sumario.

 

Fuentes

Testimonio de Silvia Vargas, su hermana

Archivo Chile. En: http://www.archivochile.com/Memorial/caidos_mir/V/vargas_barrientos_pedro.pdf